Ser periodista freelance en México: miedo y trauma

Ser periodista freelance en México: miedo y trauma
Tuesday, 19 April 2016 Written by RPT's Catalina Cortes Castillo

Cada 22 horas un periodista en México es atacado. Así informó el Yucatán Times, la semana pasada, de acuerdo a una encuesta realizada recientemente por la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP). Es una estadística alarmante que revela lo peligroso que es ser periodista en México. 

Más de 100 periodistas han sido asesinados durante los últimos 15 años sin contar con los que están desaparecidos. México es el país con más periodistas desaparecidos en el mundo.

Durante los últimos años, los periodistas méxicanos han sabido que sus investigaciones y reportes sobre la corrupción local y los grupos criminales pueden desencadenar repercusiones, pero la violencia de la cual están siendo objeto actualmente rebaza cualquier cálculo.  No están preparados para la persecución, la crueldad y la censura que ahora están viviendo. No se trata sólo del crimen organizado.  

En Estados como Veracruz y Oaxaca, los ataques y las detenciones arbitrarias por parte de los funcionarios del gobierno y las fuerzas de seguridad aumentan.  Estos, simplemente no están de acuerdo con lo que se está publicando. La legislación gubernamental creada para proteger periodistas no resulta efectiva y la impunidad es la que rige.

El Rory Peck Trust ha trabajado en  México apoyando a periodistas freelance desde hace casi una década. En el 2008 diseñamos el primer curso de seguridad para periodistas locales. Desde entonces hemos apoyado a 67 freelancers con becas para cursos de seguridad y con subvenciones. Pero somos conscientes de que todavía hay mucho por hacer, sobretodo en el impacto emocional que este contexto está teniendo sobre ellos.

Un estudio reciente hecho por el profesor Rogelio Flores Morales de la Facultad de Sicología de la Universidad Nacional Autónoma de México, reveló que el 41% de los periodistas que cubren costantemente la violencia en México, sufre de los síntomas del trastorno por estrés postraumático (TEPT).  Un porentaje más alto sobre aquellos que cubren guerras. Otro estudio realizado por el profesor Anthony Feinstein de la Universidad de Toronto, establece  que muchos de los periodistas que reportan sobre los carteles de la droga sufren de ansiedad, depresión y temen por su seguridad. A diferencia de los periodistas internacionales que cubren guerras, los locales no pueden escapar de la violencia que les rodea, ellos viven ahí.

Por esta razón el año pasado, en asociación con la organización local Tech Palewi (una organización que se especializa en el trabajo con personas en situación de trauma y crisis) realizamos un taller de trauma para periodistas independientes méxicanos.

Durante dos días, los 12 participantes aprendieron a identificar sintomas de estrés, depresión y ansiedad.  Aprendieron también, técnicas para manejar estos sintomas y establecer cuándo es necesario pedir ayuda profesional.  Entendieron cómo el miedo puede tener un impacto en su trabajo y cómo tomar medidas preventivas puede ayudar a evitar el agotamiento emocional.

La mayoría de los participantes había sufrido ataques debido a su trabajo y no había tenido la oportunidad de hablar sobre el efecto psicológico que esto tiene. Muchos de ellos no pueden compartir estas preocupaciones ni con sus colegas ni familiares porque temen por su seguridad. El taller les dio el espacio y la oportunidad de hablar abiertamente sobre sus propias experiencias y discutir sus miedos y preocupaciones con otras personas.

Espero que ésta sólo sea la primera de muchas otras iniciativas de apoyo emocional para periodistas independinetes en México  (ya estamos planeando un segundo taller para este año).  
Sería un error pensar que proyectos como éste proporcionan una solución definitiva en este campo para los freelancers en México. Por supuesto que no, pero si es un espacio dedicado a ellos donde se les proporcionan los conocimientos y herramientas necesarias para reconocer, entender y manejar los efectos del trauma y, probablemente lo más importante de todo, un lugar para que puedan compartir y discutir sus experiencias, miedos y preocupaciones. Es lo mínimo que se merecen.

A continuación algunos de los participantes nos compartieron sus pensamientos sobre el taller:







  
Catalina Cortes Castillo es la oficial para el programa de Latinoamericana, el Caribe y el fondo de entrenamiento en la Fundación Rory Peck. La pueden segur in tuieter en @CatitaTurri.

Foto: participantes del taller de apoyo emocional realizado en Puebla, México, Noviembre 2015, copyright: Catalina Cortés Castillo.         
 

Comments

All comments are moderated
comments powered by Disqus

This website uses cookies. For more information about these please click here.
By continuing to browse you consent to the use of cookies