Los periodistas locales y los medio digitales, el caso de Colombia y México

Los periodistas locales y los medio digitales,  el caso de Colombia y México
Thursday, 16 July 2015 Written by Catalina Cortes Castillo

Más y más periodistas freelance en México y Colombia están creando medios digitales para poder generar ingresos y seguir trabajando de manera independiente. Esto implica grandes desafíos empresariales y tecnológicos que pueden hacer de esto un camino difícil. Así es cómo les ha ido a cuatro medios digitales.

Find the English version here

En los últimos 4 años he visto un incremento en las solicitudes de apoyo de periodistas desplazados en Colombia y en México. La mayoría son periodistas freelance que se han visto forzados a desplazarse de sus regiones a raíz de las amenazas que han recibido por su trabajo periodístico. Por razones de seguridad deben irse a las capitales, Bogotá y el DF, donde pierden toda su red de contactos y enfrentan mucha más competencia laboral. La mayoría no consigue trabajo y para poder sobrevivir debe realizar otros trabajos que nada tienen que ver con el periodismo.

En muchos de los casos nuestro apoyo ha estado dirigido a ayudarlos a atender sus necesidades básicas por un determinado tiempo, pero en 2012 con la organización local Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) e International Media Support (IMS) en Colombia, tuvimos la iniciativa de apoyar a tres periodistas desplazados para que crearan un medio digital que al cabo de un tiempo les sirviera como fuente de ingreso. La Otra Orilla se creó y publicó importantes investigaciones, pero la dificultad de encontrar una forma de financiamiento permanente se volvió el principal obstáculo del proyecto. Una iniciativa similar, creada por periodistas desplazados en México, Diario 19, enfrentó el mismo obstáculo. ¿A qué se debe esto?

Algunos de los periodistas locales en México y Colombia que hemos apoyado, fundan medios digitales porque quieren cubrir historias locales que los medios nacionales no cubren y buscan tener una voz independiente. También representa una oportunidad para seguir trabajando como periodistas cuando trabajar para otros medios no es fácil. A pesar de esto, muchos de ellos han subestimado los retos que implica mantener un medio digital. 

La mayoría de ellos asumen que el medio se va a sostener gracias a la publicidad, y la realidad es que la venta de publicidad en medios digitales no es rentable. Ningún medio se sostiene gracias a ésta. En Colombia y en México, en los medios locales la mayor pauta publicitaria la hace el Estado, y si éstos aceptan que el Estado paute en sus medios, verán comprometida su independencia. Aquellos que quieren hacer un periodismo serio y responsable ven en esto una gran dificultad.

Un periodista colombiano me explicó: “Antes de crear el medio no busqué información, ni recibí ningún tipo de capacitación. Lo hice basándome en mi experiencia en el medio impreso que tenía antes. Ha sido muy difícil, por no decir imposible tener publicidad en el sitio. Ahora me doy cuenta de que debí pensar en una estrategia para recaudar fondos’’. La parte tecnológica es otro gran desafío. En palabras de un experto en medios digitales mexicano, “los periodistas locales en México no tiene un conocimiento bueno sobre el uso de tecnología al hacer periodismo. A pesar de su experiencia como periodistas, los medios digitales deben contar las historias de una manera diferente, no de una manera tradicional. Si tu no entiendes esto, no puedes tener un plan de negocios viable’’.

Muchos de los periodistas que consulté me dijeron que no sabían cómo capacitarse en este tema, sin olvidar que muchos deben realizar otra serie de trabajos para poder sobrevivir y no cuentan ni con el tiempo ni con los recursos suficientes para hacerlo.

No podemos decir que no ha habido experiencias exitosas en los dos países. Tenemos La Silla Vacía en Colombia y Sin Embargo en México. En el caso de la Silla Vacía, Juanita León, su directora y fundadora, es una reconocida periodista colombiana que ha trabajado para medios nacionales como la revista Semana y el periódico El Tiempo. En 2009 la Fundación Open Society la escogió como una de sus becarias y le otorgó un subsidio con el que fundó La Silla Vacía. Los fundadores de Sin Embargo son la familia Valladares, quienes son propietarios de dos periódicos en el estado de San Luis Potosí y están vinculados al poder político local. Si bien esto no es garantía de éxito ni de sostenibilidad, sí demuestra que detrás de estos medios digitales no solamente hay conocimiento y talento, sino también inversión, capital y el apoyo necesario para crear una empresa viable.

Es frustrante: medios como la Otra Orilla y Diario 19 han tratado de hacer un periodismo serio y responsable, pero eso no es suficiente para garantizar su futuro. Si queremos que haya mas proyectos como estos y que sean viables tenemos que ser realistas en relación con la clase de apoyo y las habilidades no periodísticas que los periodistas locales deben adquirir y desarrollar. Con el acceso a los contactos debidos, a inversión y a capacitación empresarial, los periodistas locales en México y Colombia podrán hacer un impacto real en el panorama nacional y local de sus países.
 


¿Quiere Saber Más?

Los siguientes enlaces pueden resultar útiles para aquellos periodistas freelance que están pensando en crear un medio digital.
   

Catalina Cortes Castillo es la oficial para el programa de Latinoamericana, el Caribe y el fondo de entrenamiento en la Fundación Rory Peck. La pueden segur in tuieter en @CatitaTurri.

Comments

All comments are moderated
comments powered by Disqus
News letter sign up